miércoles, 5 de abril de 2017

Cocochas de bacalao al pil pil

La primera vez que intenté hacer las cocochas al pil pil (kokotxas) fue un auténtico desastre. Por más que quise espesar la salsa, meneando y meneando la cacerola, restultó imposible. Vamos, que casi me quedo sin brazos con semejante esfuerzo... No había manera de ligarla, y de tanto agitar la cacerola, las cocochas comenzaron a romperse...   Lo dejé por imposible jurando que no repetiría el plato jamás, pero aquí me tenéis de nuevo con las cocochas y el pil pil preparado, esta vez en su punto.

Lo bueno de repetir platos que no salen a la primera, es que te vas dando cuenta de los errores cometidos. En mi caso, comprendí que salsa no ligaba porque ponía demasiado aceite en relación a la cantidad de pescado que quería cocinar. Una vez solucionado no hubo problema con el pil pil y las cocochas de bacalao quedaron riquísimas. Os cuento esto, no para aburriros, más bien para alentaros y que no desesperéis si no queda a la perfección en el primer intento, sobre todo porque hay que pillarle el truco al plato y controlar bien la temperatura del aceite. 



INGREDIENTES:
500 gr de cocochas de bacacalo (frescas o desaladas)
200 ml de aceite de oliva virgen extra
2 dientes de ajo
1/4 de guindilla
1 ramita de perejil fresco
sal






ELABORACIÓN:

1. Lavamos y secamos las cocochas con papel absorbente. Recortamos las telillas que puedan tener alrededor y las salamos. 

2. Ponemos a fuego moderado una cacerola con el aceite y los dientes de ajo laminados. El tamaño de la cacerola debe ser suficiente para que al echar las cocochas no monten unas sobre otras. 

3. Cuando el ajo comience a tomar color añadimos la guindilla troceada y continuamos dorando todo, con mucho cuidado de no quemar los ajos para que no amarguen. Hecho esto, retiramos la guindilla y los ajos a un plato y quitamos del fuego la cacerola.

4. Añadimos a la cacerola las cocochas con la piel hacia arriba, una vez que haya bajado la temperatura del aceite. Durante la elaboración el aceite jamás debe hervir. 

5. Llevamos de nuevo al fuego con el hornillo en temperatura baja y cuando observemos que se forman pequeñas burbujas alrededor de las cocochas retiramos del fuego y comenzamos a menear la cacerola con movimientos circulares para ligar la salsa (las burbujas nos indican que la gelatina del pescado se está desprendiendo y por ello debemos comenzar a emulsionarla con el aceite). Si la temperatura baja volveremos a poner las cocochas al fuego hasta ver de nuevo las burbujitas y repetimos el proceso tantas veces como sea necesario para que la salsa espese. La textura debe quedar parecida a una mayonesa, aunque se puede espesar más o menos según el gusto de cada uno.

6. Una vez que tengamos la salsa ligada servimos de inmediato las cocochas, decorando con el ajo laminado, la guindilla troceada y perejil fresco picado. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en  Twitter, en Google +Pinterest e Instagram.



12 comentarios:

  1. Pues la primera vez no te salió pero esta vez si que si :o) Tienen una pinta buenísima, será que hemos mejorado mucho repitiendo recetas!!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Es un plato de primera, las cocochas están consideradas un manjar y el pil-pil también, así que si no a la primera, a la segunda te han quedado fantásticas. Para comer y mojar son una verdadera delicia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el bacalao al pil-pil pero es algo que no me sale jeje, te han quedado maravillosas estas cocochas, que ricas te han quedado...Bess

    ResponderEliminar
  4. https://miyomasdulce.blogspot.com.es/2017/04/brownie.html

    ResponderEliminar
  5. De los errores se aprende y a la vista está que has logrado un plato sensacional!

    ResponderEliminar
  6. Sinceramente Alicia, te han quedado de auténtico lujo, tu persistencia ha obtenido su fruto y de qué manera, me resultan irresistibles y es una batalla que también yo he librado en alguna ocasión y no he conseguido llevarla con éxito, espero repetir y alcanzar ese punto que tú has conseguido.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, qué buena pinta tiene ese plato. Estoy contigo, hay que probar y probar hasta que las cosas salen y quedan de diez como esas cocochas!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. A esto le llamo yo, un plato de cinco estrellas.
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Alicia has resuelto con maestría un plato que aparentemente podría parecer sencillo de elaborar, sin embargo es lo que tú dices, si no utilizas la lógica y no te pasas en proporciones, puede ser un éxito o u auténtico desastre, que no es el caso de tu plato porque su aspecto deliciosos lo dice todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Ainsss, me has dejado suspirando por estas cocochas!! Son todo un manjar y como las has preparado todo un lujo. Qué más quisieran muchos restaurantes de los de "muchos tenedores", prepararlo así. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Alicia, objetivo conseguidoooo, enhorabuena, la perseverancia es buena compañera de camino. Me encantan las cocochas al pil-pil, también las de merluza, que en cazuela de barro quedan fantásticas. Bstes, feliz finde.

    ResponderEliminar
  12. Hola Alicia. Este plato es uno de los que más me gustan y es que todo lo que se relacione con el bacalao me encanta.
    Muchas veces he hecho bacalao al pilpil pero cocochas no y me encantan porque las he comido muchas veces.
    El que persevera siempre tiene su premio jj. No todos los platos salen a la primera.
    Me comería una buena ración de estas cocochas porque tienen una pinta fabulosa.
    Que disfrutes de estos días.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Me encanta leer vuestros comentarios, gracias por visitarme.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...