martes, 27 de septiembre de 2016

Huevos a la española

De nuevo traigo al blog una receta de las que me encantan, buena, bonita y barata. En esencia, se trata de unos huevos rellenos que se decoran de una foma muy original imitando la bandera española, de ahí su nombre. La receta la vi hace mucho en la revista Semana, no recuerdo exactamente las cantidades ni los ingredientes, así que he adaptado ambos a mi criterio y ha quedado bien. 

Los huevos a la española son un plato muy sencillo, incluso apto para recién iniciados en la cocina. Se puede dejar hecho con cierta antelación puesto que se toma frío, aunque si lo preferís, podéis calentarlo unos minutos en el horno justo antes de servir. Bueno, creo que lo mejor es que primero lo probéis y luego ya me contáis... ¡Vamos con la receta!



INGREDIENTES:
6 huevos
1 lata de atún pequeña (75 gr, peso escurrido)
3 cucharadas soperas de mayonesa (bechamel si lo preferís)
175 ml de tomate frito
sal



ELABORACIÓN:

1. En primer lugar, vamos a cocer los huevos. Los colocamos en una cacerola cubiertos de agua, añadimos una pizca de sal y los ponemos al fuego. Dejamos que hiervan durante doce minutos y los retiramos de la cocina. 

2. Sumergimos los huevos en agua fría y los pelamos. A continuación, partimos los huevos por la mitad, a lo largo. Separamos las yemas de las claras y reservamos. 

3. En un bol mezclamos el atún previamente escurrido, la mayonesa y dos de las yemas que teníamos reservadas. Si es necesario pisamos un poco la mezcla con un tenedor. 

4. Rellenamos las claras con la mezcla anterior y las colocamos sobre una bandeja boca abajo, formando dos filas paralelas. 

5. Con ayuda de un tenedor pisamos las yemas que nos han sobrado, luego, las repartimos en el centro de los huevos dibujando con ellas una franja como la de la bandera de España. Por último, cubrimos los laterales de los huevos con tomate frito. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Pastel de higos frescos

Hace unos días que mi padre nos trajo una buena cantidad de higos, son de los pequeñitos, pero están muy ricos y dulces. Nos hemos tomado la mayoría tal cual, pero aun quedaban algunos en la nevera y gracias a ello vamos a disfrutar de este pastel de higos frescos. Es un postre muy sencillito de preparar, a penas os robará tiempo en la cocina salvo el necesario para hornear, y lo mejor, es que está buenísimo. 

El higo es la infrutescencia de la higuera, es decir, cada higo es un conjunto de frutos. Existen más de 750 especies diferentes en el mundo, siendo algunos de ellos comestibles y otros no. Algunas higueras o breveras producen dos cosechas al año, una de brevas en junio, y otra de higos entre finales de agosto y septiembre. Algunos higos son de color verde y otros negros o amorotados. Su interior es rojizo y la piel comestible. Destacan por su alto contenido en carbohidratos y fibra, además, poseen minerales y vitaminas que contribuyen al buen funcionamiento del organismo. 


INGREDIENTES:
3 huevos
150  ml de nata
150 gr de azúcar
100 gr de almendra molida
80 gr de harina
1/2 sobre de levadura química (7 gr)
15 - 20 higos de tamaño pequeño
1 cucharada de miel
mantequilla + harina para el molde



ELABORACIÓN:

1. Lavamos los higos, los secamos y los cortamos por la mitad. Reservamos.

2. En un bol batimos los huevos con el azúcar. Añadimos la nata y removemos para que se mezcle bien. 

3. Continuamos incorporando la harina tamizada y la levadura. Por último, agregamos la almendra molida y removemos para que se integre. 

4. Precalentamos el horno a 180º.

5. Untamos un molde tipo quiche con mantequilla y lo espolvoreamos con un poco de harina. Vertemos la masa del pastel y encima vamos colocando las mitades de higos hasta llenar  la superficie. 

6. Horneamos durante unos 45 minutos a 180º.

7. Retiramos del horno y dejamos que el pastel se atempere. Calentamos un poco la miel en el microondas y pintamos con ella la superficie del pastel. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


domingo, 25 de septiembre de 2016

Merluza al horno con sofrito

El plato de hoy es una sencilla merluza al horno con sofrito, muy saludable, rica y fácil de preparar. La merluza es un pescado blanco con mucha demanda en el mercado, se puede cocinar de mil y una formas y gusta a la mayoría. En esta receta utilizo los lomos sin espinas, por ello resulta ideal para niños y personas mayores. Las verduras del sofrito aportan un delicioso sabor al pescado, luego solo resta poner la guarnición que se prefiera y tendremos un plato completo y nutritivo. 


INGREDIENTES:
8 lomitos de merluza sin espina (tamaño ración)
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
4 zanahorias
2 tomates grandes
1/2 vaso de vino blanco
aceite de oliva
pimienta recién molida
sal



ELABORACIÓN:

1. Comenzamos preparando la verdura. Picamos los ajos, cortamos la cebolla en juliana, las zanahorias en rodajas, el pimiento en tiras no muy largas, y los tomates en dados.

2. Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite. Cuando esté caliente añadimos la cebolla y los ajos, doramos hasta que la cebolla comience a ablandar e incorporamos las zanahorias y el pimiento. Sofreímos bien, y por último, agregamos los dados de tomate. Damos algunas vueltas más hasta que el sofríto esté en su punto y retiramos del fuego.

3. En una fuente apta para horno (de tamaño adecuado) extendemos el sofrito. Encima colocamos los lomos de merluza, regamos con el vino y salpimentamos. 

4. Horneamos durante 20 - 25 minutos a 180º, dependiendo del grosor del pescado y del horno. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram

viernes, 23 de septiembre de 2016

Tostas de sobrasada y huevo de codorniz

¿Sabías que los huevos de codorniz, a pesar de su tamaño, tienen un valor nutricional tres o cuatro veces mayor que los huevos de gallina? Su consumo regular ayuda a combatir muchas enfermedades, refuerza nuestro sistema inmune y contribuye al aumento de la actividad cerebral. No se trata de dejar los huevos de gallina al margen, pero de vez en cuando, unos huevos de codorniz sientan genial y están buenísimos. 

La receta de hoy, tostas de sobrasada y huevo de codorniz, es facilísina y está muy rica. Resulta ideal para tapear o como preludio al plato principal. A penas os robará tiempo en la cocina, y si tenéis invidados,  quedaréis como reyes al presentar unas tostas tan vistosas. Para elaborar esta receta (al igual que en la de huevos al chilindrón) utilicé huevos de la Granja Campomayor, totalmente recomendables por su calidad y frescura. Si queréis saber más sobre estos huevos podéis visitar la web de Campomayor o bien su página de Facebook. Y ahora sí, ¡vamos con la receta!


INGREDIENTES:
8  huevos de codorniz de Granja Campomayor
8 rebanadas de pan de barra (que no sea demasiado gruesa)
150 gr de sobrasada 
180 gr de queso brie 
20 gr de rúcula
aceite de oliva



ELABORACIÓN:

1. En primer lugar, si aún no lo hemos hecho, cortamos las rebanadas de pan en diagonal. Calentamos el horno y las tostamos durante unos minutos sobre la parrilla vigilando para que no se quemen. 

2. A continuación,  untamos cada rebanada de pan tostado con un poco de sobrasada. Encima colocamos unas hojas de rúcula, y sobre ésta, un trocito de queso no muy grueso. 

3. Para finalizar, ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite. Freímos los huevos de codorniz y los colocamos sobre el queso. No añado sal porque con la que contienen la sobrasada y el queso es suficiente. Servimos de inmediato, antes de que enfríen los huevos. 

¡Buen provecho! 

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en  Twitter, en Google +Pinterest e Instagram



miércoles, 21 de septiembre de 2016

Papas de maíz (Papas de millo)

Las papas de maíz o papas de millo son un plato tradicional de la cocina gallega. A día de hoy el número de hogares en los que se continúan preparando estas papas es muy reducido, prácticamente la receta ha caído en el olvido,  por eso me parece muy interesante publicarla en el blog y transmitirla  tal y como me la enseñó mi madre.  

En épocas de escasez las papas de maíz eran el desayuno y la cena  habitual en las casas humildes. Una buena ración bastaba para satisfacer el estómago y comenzar el día con energía, o bien, para marcharse a la cama sin la molesta sensación de hambre. Para preparar este plato típico de aldeas, se necesita harina blanca de maíz de buena calidad, difícil de encontrar en los supermercados habituales, circunstancia que no ayuda en nada a la recuperación de la receta. 

Esta harina se vende en algunos puestos de mercados de abastos locales, también la poseen en ciertas casas de aldea, con suerte algún vecino generoso os dará una poca. Quiero insistiros en que no vale cualquier harina para la receta, queda totalmente descartada la Maizena o similares, esta harina es más gruesa (parecida a la sémola). Antiguamente se obtenía por la molienda del maíz en molinos de agua, a día de hoy son más habituales otro tipo de molinos pero siempre dando a la harina la consistencia adecuada para que no quede demasiado fina. 

Si vivís fuera de Galicia y tenéis la suete de toparos con esta harina no dejéis de preparar las papas de millo ¡están riquísimas! A los gallegos que todavía no las habéis probado solamente os digo una cosa, ¿a qué estáis esperando?


INGREDIENTES:
100 gr de harina blanca de maíz
800 ml de leche  (para hacer las papas, se puede sustituir por agua)
leche fría (la necesaria)
azúcar (el necesario)



ELABORACIÓN:

1. En un cazo de tamaño adecuado ponemos a calentar la leche. Cuando rompa a hervir bajamos el fuego y agregamos la harina en forma de lluvia, poco a poco, y removiendo con unas varillas para que no se formen grumos. Si nos queda algún grumo podemos deshacerlo con ayuda de un tenedor. 

2. Dejamos que las papas se cuezan a fuego lento durante unos diez minutos. Tendremos que dar vueltas cada poco para que no se peguen, y si fuese necesario (si espesan mucho) añadir un poco más de leche. 

3. Vertemos las papas en platos hondos o cuencos sin llegar a llenarlos de todo. Dejamos que enfríen unos dos o tres minutos hasta que se forme una telilla en la superficie. A continuación, espolvoreamos una cantidad generosa de azúcar por encima y añadimos leche fría para completar el plato. 

4.  Servimos las papas de inmediato, dejando a disposición de los comensales más azúcar y leche fría para agregar cuando  estimen conveniente.

¡Buen provecho!


Nos vemos en la siguiente publicación, mientra podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en  Twitter, en Google +Pinterest e Instagram

martes, 20 de septiembre de 2016

Arroz con leche, receta tradicional

Hace algunos días que el cuerpo me pide dulce, hoy por fin me he animado con un postre bien rico, uno de esos que lleva años y años en el recetario familiar porque es una auténtica maravilla: arroz con leche. En mi casa les gusta tomarlo caliente, recién salido del fuego, por eso también se prepara en invierno.  Yo prefiero comer el arroz con leche una vez que haya reposado y esté frío, mejor si es de nevera, pero la verdad,  no sé qué resultará más habitual ... 

El arroz con leche es un postre conocido mundialmente, en España cabe destacar el arroz con leche asturiano, que se sirve con azúcar quemado por encima. El tipo de arroz que debe utilizarse es el redondo o de grano corto, ya que absorbe mayor cantidad de líquido y contiene más almidón. Para aromatizar, en los países mediterráneos, se suele utilizar la canela. En los nórdicos y anglosajones la vainilla. En Irán se utiliza azafrán, y en el norte de la India, el cardamomo. 


INGREDIENTES:
150 gr de arroz redondo
1 litro de leche
125 gr de azúcar
1 rama de canela
1 vaina de vainilla (opcional)
1/2 piel de limón
1/2 piel de naranja (opcional)
canela molida



ELABORACIÓN:

1. Llevamos una cacerola al fuego con la leche, el azúcar, las pieles de los cítricos (evitando en lo posible la parte blanca), la rama de canela y la vainilla cortada a lo largo. 

2. Ponemos el arroz en un colador y lo lavamos bajo el chorro de agua fría. Escurrimos bien.

3. Cuando la leche comience a hervir añadimos el arroz y bajamos el fuego. Cocinamos a fuego lento, dando algunas vueltas de vez en cuando, hasta que el arroz esté tierno (35 minutos aproximadamente).

4. Retiramos del fuego y quitamos las pieles de cítricos, la rama de canela y la vainilla.  Vertemos el arroz con leche en una fuente, o bien en vasitos o cuencos individuales. Para terminar, espolvoreamos canela molida en la superficie.


¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras puedes encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram. 

lunes, 19 de septiembre de 2016

Seis recetas fáciles para estudiantes

Un año más comienza el curso escolar y muchos jóvenes tienen que abandonar el hogar para estudiar en otra ciudad. Es hora de independizarse y  "buscarse la vida", por supuesto, eso también incluye afrontar tareas del día a día como preparar la comida, limpiar la casa o hacer la compra. Para facilitar un poco las cosas, he reunido en esta publicación seis recetas pensadas  para  estudiantes, es decir,  muy fáciles, baratas y ricas.  ¡Dentro recetas!

ENSALADA DE PASTA EXTRA FÁCIL

Comenzamos con una rica ensalada de pasta que proporcionará la energía necesaria para afrontar los quehaceres del día a día y la jornada de estudios. 

Solamente hay que cocer la pasta siguiendo las instrucciónes del fabricante, y mientras, picamos los demás ingredientes: piña, melocotón, jamón cocido, queso... 

Para ver la receta completa pincha aquí: ensalada de pasta extra fácil. 



TORTILLA DE PATATAS (EN MICROONDAS)

Otro plato que a los jóvenes les suele gustar mucho es la tortilla de patatas. Vamos a prepararla siguiendo las instrucciones del blog Cocinando con CatMan, y para ello utilizaremos uno de los electrodomésticos que más aprecian los estudiantes: el microondas. 

Para ver la receta completa pincha aquí: tortilla de patatas en microondas.  



QUESADILLAS

Otra treceta fácil, barata y rica son estas quesadillas del blog Les receptes que m'agraden. Además el relleno se puede variar en función del gusto de cada uno.

Sobre unas torillas mexicanas se coloca un relleno a base de jamón serrano, gindilla, cebolleta, queso.... Luego se dobla la tortilla por la mitad, se pinta con aceite de oliva y se tuesta por ambos lados en una sartén acanalada.  Fácil, ¿verdad?

Para ver la receta completa pincha aquí: quesadillas. 



FIDEOS CON CARNE Y SALSA TERIYAKI

Continuamos con otra receta de supervivencia para estudiantes que me he traído del blog Julia y sus Recetas. Se trata de unos fideos con carne que están buenísimos y que tienen un toque oriental que tanto gusta a los jóvenes. 

Primero se cuece la pasta con una pastilla de caldo. En una sartén se sofríe la carne y se aliña con ajo en polvo, pimienta, orégano.... Se añaden los fideos escurridos y unas cucharadas de salsa teriyaki, se le da algunas vueltas en la sartén y ya tenemos el plato listo. 

Para ver la receta completa pincha aquí: fideos con carne y salsa teriyaki  



PATATAS ASADAS A LAS HIERBAS PROVENZALES

La siguiente receta son unas deliciosas patatas asadas, muy fáciles y ricas. Y sí, vamos a dejar que el horno (ese gran desconocido) trabaje por nosotros. 

Tendremos que pelar y cortar las patatas en gajos. Luego, se aliñan con aceite, vino blanco, hierbas provenzales.... Se colocan en la bandeja del horno y se asan hasta que estén tiernas. 

Para ver la recta completa pincha aquí: patatas asadas a las hierbas provenzales. 



TARTA DE NUTELLA Y OBLEAS

No podía faltar en este recopilatorio un buen postre, que en esta ocasión viene de la mano deCuuking y es una maravillosa tarta de nutella y obleas. 

Preparar esta tarta es tan sencillo como intercalar obleas y capas de nutella (si la nutella está dura habrá que fundirla en el micro). Para el acabado final se derrite un poco de chocolate con mantequilla y se utiliza a modo de cobertura, ahora solo queda decorar con alguna galletita, un trocito de chocolate o lo que tengamos a mano. 

Para ver  la receta completa pincha aquí: tarta de nutella y obleas.



Aquí finaliza este recopilatorio de recetas especialmente pensadas para estudiantes. Espero que os haya gustado y os sea útil.

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook , en  Twitter, en Google +Pinterest e Instagram

martes, 13 de septiembre de 2016

Huevos al chilindrón

Continuamos la semana con una receta muy sencilla. Los protagonistas de hoy son los huevos, y en el papel secundario (no por ello menos importante) nos encontramos con una rica salsa chilindrón. Con estos datos ya imaginaréis que el éxito de la obra está más que garantizado. 

Teatros aparte, tengo que deciros que este plato de huevos al chilindrón es de los de toma pan y moja, ya sabéis lo que me gusta eso a mi... Se prepara en un periquete con ingredientes de andar por casa y el resultado es espectacular. ¡Vamos con la receta!


INGREDIENTES:
8 huevos camperos de Granja Campomayor
1 cebolla hermosa
2 dientes de ajo
1 pimiento rojo (de los de asar)
200 gr de jamón serrano
500 ml de tomate natural triturado
aceite de oliva
pimienta recién molida
sal 






















ELABORACIÓN:

1. Picamos la cebolla y los dientes de ajo finitos. Reservamos.

2. Cortamos en dados el pimiento (limpio y sin semillas) y el jamón serrano. Reservamos. 

3. Ponemos al fuego una sartén con un fondo de aceite y añadimos la cebolla y el ajo picados. Cuando comiencen a dorar incorporamos el pimiento y los taquitos de jamón.  Rehogamos durante unos minutos y vertemos el tomate triturado. 

4. Salpimentamos y cocinamos a fuego moderado unos 15 minutos dando vueltas de vez en cuando para que no se pegue. 

5. Retiramos del fuego y repartimos la mezcla en cuatro cazuelitas individuales refractarias. 

6. Precalentamos el horno a 200º.  Cascamos dos huevos en cada cazuelita y horneamos hasta que los huevos se cuajen. 

¡Buen provecho!


Vamos a seguir disfrutando de los huevos de Granja Campomayor... Mientras tanto, ¿queréis saber por qué en Hogar Y Ocio nos gustan tanto?

En Campomayor cuidan sus gallinas y sus huevos desde el primer día. La buena alimentación de los animales, basada en maíz, trigo y soja es el secreto del sabor inigualable de sus huevos. 

Disponen de una amplia gama de productos avalados por el sello de Galicia Calidade, un distintivo que certifica la máxima calidad en la materia prima y el buen servicio. Con más de 75 años de experiencia en la producción de huevos, Granja Campomayor, fomenta el empleo rural gallego y colabora con proveedores locales. Además es una empresa comprometida con el uso eficiente de las energías limpias. 

Por todo ello, por su empeño en alcanzar un producto de máxima calidad, y sobre todo, porque nos encantan sus huevos no podemos dejar de recomendar la marca Campomayor. Para más información podéis visitar su página web, y también seguir su facebook y su blog

Espero que os haya gustado la receta de hoy, ya sabéis, con huevos de calidad mejor. Nos vemos en la siguiente publicación, ¡feliz día!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...