Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.

martes, 15 de agosto de 2017

Croquetas de pollo asado y queso de cabra

Hoy toca un aperitivo muy rico y de reciclaje. Se trata de unas croquetas hechas con sobras de pollo asado, en mi caso, del día anterior. Se preparan como todas las croquetas, y llevan, además de pollo, queso tierno de cabra que le da un sabor muy rico. 

Las croquetas resultan ideales para tomar como aperitivo, aunque también se pueden acompañar de patatas y una buena ensalada para hacer una comida completa. Y si sobran, se congelan una vez que estén rebozadas y se quitan del congelador unos minutos antes de freírlas. 


INGREDIENTES
300 gr de pollo asado (sin piel, ni huesos)
200 gr de queso de cabra tierno
1/2 cebolla
100 gr de harina
800 ml de leche
nuez moscada molida
pimienta negra molida
sal
aceite de oliva suave
Para rebozar:
2 - 3  huevos batidos
pan rallado 
harina 



ELABORACIÓN:

1. En primer lugar, picamos el pollo menudo, a mano o en una picador eléctrica. Cortamos el queso en dados muy finos y reservamos.

2. Ponemos un chorro de aceite a calentar en una sartén (4 - 5 cucharadas). Cuando se caliente añadimos la cebolla picada finita y rehogamos. Agregamos la harina y cocinamos unos minutos removiendo para que no se pegue. Poco a poco, y removiendo constantemente con una varilla, vamos echando la leche. Debemos procurar que no queden grumos, aunque si nos queda alguno podemos pasar la batidora una vez que la bechamel espese.

3. Condimentamos la bechamel al gusto con la nuez moscada, pimienta y sal. Agregamos el pollo y el queso picados, damos unas vueltas para que se mezcle bien y retiramos del fuego. 

4. Extendemos la masa de croquetas en una fuente para que se enfríe.

5. Damos forma a las croquetas y las rebozamos pasándolas por harina, huevo batido y pan rallado, en este orden.

6. Ponemos aceite a calentar en una sartén y freímos las croquetas por tandas. Las vamos colocando sobre papel absorbente para evitar el exceso de grasa. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.




domingo, 13 de agosto de 2017

Cómo hacer cabello de ángel

Hace meses que me regalaron una hermosa calabaza de la variedad cidra, que se utiliza para hacer el cabello de ángel que da sabor a muchos de nuestros postres.  Este tipo de calabaza es muy dura, y por ello conviene esperar un tiempo desde su recolección hasta su utilización en la cocina (unos 6 meses). Pues bien, ayer le tocó el turno a mi cidra... Y aquí la tenéis, convertida en cabello de ángel y lista para rellenar pasteles. El cabello de ángel es muy fácil de preparar y puede conservarse durante meses en tarros esterilizados, así que si cae en vuestras manos una de estas calabazas no dudéis en aprovecharla. ¡Vamos con la receta!  




INGREDIENTES:

1 calabaza variedad cidra, azúcar (el necesario), 1/2 limón

ELABORACIÓN:

1. Limpiamos bien la calabaza por fuera y la cortamos en varios trozos. Si no eres capaz de hacerlo con un cuchillo, golpéala contra una tabla o pon un paño en el suelo y golpea contra él. 

2. Una vez que la tengamos troceada la pondremos a cocer en una cacerola con agua hasta que esté tierna. La mía estuvo cociendo una hora.

3. Escurrimos los trozos de calabaza y dejamos que enfríen en una bandeja. A continuación, con un tenedor vamos desprendiendo todas las fibras de la corteza, nos quedarán como hilos gruesos que son lo que utilizaremos para hacer el cabello de ángel.

4. Ponemos las fibras en un colador grande o chino y las escurrimos muy bien. Las pesamos para calcular el azúcar necesario en la receta. Utilizaremos el mismo peso de azúcar que de fibras de calabaza. 

5. En una cacerola echamos ambos ingredientes, las fibras y el azúcar. Añadimos el zumo de limón y  llevamos al fuego durante 10 o 12 minutos, removiendo de vez en cuando. Retiramos del fuego y dejamos que enfríe. Si queremos conservar durante más tiempo el cabello de ángel para nuestros postres, debemos introducirlo en tarros esterilizados

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

sábado, 12 de agosto de 2017

Natillas de café con leche

De nuevo os traigo un postre delicioso para tomar bien fresquito. Es ideal para quienes no perdonan su cafecito... Unas natillas de café con leche tan sencillas de hacer que a penas os robarán tiempo. Yo las hago con café expreso aunque se podrían preparar con un café instantáneo, pero me gusta más el sabor del primero. En unos quince minutos están listas, y luego, solo hay que dejar que enfríen... Ya os estoy tentando, ¿verdad? 

A los amantes de las natillas, os recuerdo que en el blog también tengo publicadas las natillas de chocolate, las de turrón , las clásicas de huevo y hasta unas de granada. ¡Será por recetas!




INGREDIENTES:
800 ml de leche
200 ml de café expreso
3 huevos + 2 yemas
8 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de maizena
fideos de chocolate (opcional)



ELABORACIÓN:

1. Mezclamos los huevos con el azúcar y la maizena, batiendo bien para que no queden grumos.

2. Por otra parte, ponemos a calentar la leche con el café sin que llegue a hervir. Cuando empiece a calentarse añadimos la mezcla de huevos y removemos constantemente hasta que el conjunto espese y forme la crema de natillas. 

3. Vertemos en vasitos o cuencos individuales y dejamos que enfríe en la nevera. Antes de servir decoramos con fideos de chocolate. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

jueves, 10 de agosto de 2017

Tortilla de calabacín

Hoy os traigo algo tan sencillo y rico como una tortilla. Tengo muchos calabacines en casa, algunos enormes, y pensando en cómo darles salida recordé las maravillosas tortillas que siempre veo por esta época en otros blogs. Nunca había hecho tortilla de calabacín y he de deciros que me ha sorprendido muy gratamente su sabor. Tanto, que la repetiré la próxima semana. Quizá pruebe a combinar más de un vegetal, por ejemplo, calabacín y pimiento... La de berenjena también me tienta...  ¿Me dais ideas? ¿Cuál es vuestra tortilla favorita?

Bueno, no escribo más por hoy que es muy tarde... Mejor pasamos directamente a la receta y si os animáis a hacerla espero que me lo contéis. Seguro que os gustará, ¡dentro receta!


INGREDIENTES:
(para una tortilla grande)
750 gr de calabacín
6 huevos medianos
1/2 cebolleta
aceite de oliva suave
pimienta molida
sal



ELABORACIÓN:

1. Pelamos el calabacín, lo cortamos a lo largo en bastones gruesos (3 cm aprox.) y luego en láminas, igual que para la tortilla de patatas. 

2. Ponemos al fuego una sartén con aceite y sofreímos el calabacín y la cebolleta picada (añadid la cebolleta un poco más tarde que el calabacín).

3. Mientras, batimos los huevos con sal y pimienta al gusto.

4. Cuando el calabacín esté hecho, escurrimos bien de aceite el contenido de la sartén y lo volcamos en el huevo. Mezclamos bien.

5. Retiramos el aceite de la sartén y volcamos en ella la mezcla de huevo. Cuajamos al gusto la tortilla por ambos lados (a mí me gusta un poco crudita) y servimos caliente o fría. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

martes, 8 de agosto de 2017

Cuadraditos de pudin de manzana

Durante el verano, solemos tener en casa una buena cantidad de fruta que nos regalan algunos amigos de sus huertos. Además de ser fruta de calidad es también ecológica, algo que nos encanta y  que no es tan fácil de conseguir en estos tiempos. 

Hace unos días nos regalaron bastantes manzanas y les estoy dando salida en diversas elaboraciones. La última, este delicioso y sencillo pudin de manzana servido en cuadraditos.  Por supuesto, lo de los cuadraditos es totalmente opcional, puedes presentarlo entero si lo prefieres. La receta se elabora con pan duro (fresco si no tienes), por lo que además de aprovechar la fruta estarás dando salida a esos pedacitos de pan que sobran y normalmente acaban en la basura. 


INGREDIENTES:
1/2 barra de pan (puede ser pan duro)
4 huevos
1/2 l de leche
5 cucharadas soperas de azúcar
4 manzanas medianas
1 cucharada rasa de canela molida
1 nuez de mantequilla 
mantequilla + harina para el molde
azúcar glas (opcinal)


ELABORACIÓN:

1. Pela y descorazona las manzanas. A continuación, córtalas en láminas de media luna (finitas).

2. Pon una sartén al fuego con la nuez de mantequilla. Cuando se derrita añade las láminas de manzana y rehógalas. Retira del fuego y reserva.

3. En un cuenco echa la leche y añade el pan a trocitos para que se ablande y empape. Incorpora los huevos, el azúcar y la canela. Mezcla bien y tritura con la batidora eléctrica.

4. Agrega las láminas de manzana y remueve con una cuchara para que se repartan por toda la mezcla. 

5. Precalienta el horno a 190º.

6. Engrasa con mantequilla un molde rectangular de aproximadamente 20 x 25 cm. Espolvorea también un poco de harina y da unos golpecitos al molde para que se reparta por la superficie y los bordes. 

7. Vierte la mezcla de pudin de manzana en el molde y hornea durante unos 40 minutos. 

8. Retira del horno, deja que enfríe un poco y desmolda. Corta el pudin en cuadraditos y sírvelo, puedes espolvorear por encima un poco de azúcar glas para darle un extra de dulce si lo prefieres. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.



domingo, 6 de agosto de 2017

Peras al vino

Hoy os traigo una receta que poco tiene de novedosa pero mucho de rica. Son unas clásicas peras al vino tinto, ojo, que también se pueden hacer con vino blanco. Para esta receta conviene que las peras sean de carne firme y que no estén excesivamente maduras, de lo contraro podrían deshacerse durante la cocción. Quedan muy ricas, con un almíbar de vino dulce exquisito, y lo mejor, es que son muy fáciles de preparar. ¡Vamos con la receta!


INGREDIENTES: 
6 peras medianas de carne firme 
1 botella de vino tinto (75 cl), el mío mencía
5 cucharadas soperas de azúcar blanca
2 cucharada soperas de azúcar vainillado
2-3 vainas de anís estrellado
1 rama de canela
1/2 piel de naranja (evitando en lo posible la parte blanca)
1/2 piel de limón (evitando en lo posible la parte blanca)


ELABORACIÓN:

1. Pelamos las peras dejándoles el rabito.

2. En una olla en la que quepan las peras de pie, echamos el vino y el resto de ingredientes.

3. Removemos bien la mezcla y cuando empiece a hervir agregamos las peras.

4. Tapamos la olla y cocinamos durante unos 30 minutos, regando cada poco la parte superior de las peras para que se impregnen bien con el almíbar de vino.

5. Servimos una pera por comensal, acompañada del almíbar de vino.

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


lunes, 31 de julio de 2017

Pimientos rellenos de salchicha y queso

Ahora que estamos en época de pimientos, os traigo esta receta súper fácil y rica para despedir el mes de julio. No era mi intención publicarla, pero viendo el éxito que tuvo en casa, hice una foto a toda prisa de los dos últimos pimientos. Están rellenos de salchicha fresca y queso, así de simple. Unos minutos de horno... Y el resultado es... ¡un plato delicioso!

Aprovecho este post para comentaros que este año el blog no cierra por vacaciones, seguiremos resistiendo y con la persiana abierta. Os deseo a todos un feliz mes de agosto, estéis o no de vacaciones. Y ahora, ¡vamos con la receta!



INGREDIENTES: 6 pimientos verdes tipo italiano, 6 salchichas frescas de carnicería (tipo longaniza), 12 lonchas de queso tierno, aceite.


ELABORACIÓN:

1. En una sartén, con dos cucharadas de aceite, fríe las salchichas. Reserva.

2. Lava y seca los pimientos. Haz un corte a lo largo y retírales las semillas.

3. Envuelve cada salchicha con dos lonchas de queso. 

4. Introduce las salchichas envueltas en el interior de los pimientos, si quedan muy abiertos puedes utilizar unos palillos para cerralos (retíralos antes de servir). Pon una lámina de papel sulfurizado (para horno) sobre la placa del horno y coloca encima los pimientos.

5. Hornea a 190º hasta que los pimientos ablanden y se tuesten ligeramente. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.

viernes, 28 de julio de 2017

Cazuela de congrio con patatas y mejillones

Con lo abandonados que os he tenido ultimamente, resultará chocante que esta semana os traiga receta nueva por segunda vez... Pero así es el mundo blogger... Unas veces el tiempo que tienes para mimar tu blog  parece infinito, otras a penas consigues publicar, y en el mejor de los casos, encuentras el deseado equilibrio. Yo todavía lo estoy buscando, así que espero que seáis comprensivos. 

En lugar de hablar del tiempo, vamos a centrarnos en esta cazuela tan rica. El congrio es un pescado que se consigue a muy buen precio en el mercado y su carne no difiere demasiado de la de otros pescados blancos. Eso sí, conviene comprar la parte más cercana a la cabeza, porque la cola tiene muchísimas espinas. En esta ocasión, lo he acompañado con patatas para hacer un guiso muy tradicional, y como colofón, he puesto unos mejillones que le dan sabor y gracia. Os aseguro que el conjunto está buenísimo, si os gustan los platos tradicionales esta cazuela os encantará. ¡Dentro receta!


INGREDIENTES
8 rodajas de congrio (de la parte alta del pez)
16 mejillones frescos de Galicia
8 patatas medianas
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 vaso de vino blanco
300 ml de salsa de tomate (mejor casera)
750 ml aprox. de fumet o caldo de pescado
aceite de oliva 
harina
pimienta molida
sal


ELABORACIÓN:

1. En primer lugar salpimentamos el pescado. A continuación, pasamos por harina  todas las rodajas y las sacudimos ligeramente para eliminar el exceso.

2. Ponemos una cacerola (que no pegue) al fuego, con aceite en el fondo. Cuando esté caliente doramos las rodajas de pescado por ambos lados, las retiramos de la cacerola y reservamos.

3. En el mismo aceite sofreímos la cebolla y los dientes de ajo picados en brunoise. Añadimos el pimentón, removemos e inmediatamete incorporamos el vino para que no se queme (de lo contrario nos quedaría amargo). Dejamos que hierva unos minutos para que el alcohol se evapore y agregamos la salsa de tomate.

4. Mientras tanto, pelamos las patatas y las cortamos en cubos chascándolas para que suelten el almidón. 

5. Echamos las patatas en la cazuela y las cubrimos totalmente con el fumet (si no os llega podéis poner un poquito de agua). 

6. Dejamos hervir durante quince minutos e incorporamos de nuevo a la cazuela las rodajas de congrio. Corregimos de sal si fuese necesario. Encima ponemos los mejillones previamente lavados. 

7. Tapamos la cazuela y una vez que se hayan abierto los mejillones (unos cinco minutos) retiramos del fuego. 

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de  Facebook , en Google +Pinterest e Instagram.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...